Clínicas
La Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso citó a los representantes de SUSALUD tras conocerse que 18 clínicas estaban cobrando hasta S/576 por la prueba molecular. | Fuente: Andina

Las clínicas no habrían infringido los derechos de los consumidores si les informaron sobre los cobros para realizar las pruebas de COVID-19, según indicó Carlos Acosta, Superintendente de la Superintendencia Nacional de Salud (SUSALUD).

La semana pasada la Contraloría alertó que 18 clínicas estaban cobrando hasta S/576 por la prueba molecular que el Instituto Nacional de Salud (INS) estaba entregando y procesando de manera gratuita.

Ante esto la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso citó a los representantes de SuSalud y de la Asociación de Clínicas Particulares del Perú (ACP).

Acosta sostuvo que no se puede realizar un control o una regulación sobre los precios debido a la naturaleza del libre mercado.

Elevados precios

Asimismo, el superintendente de SuSalud indico que se estaban investigando a 102 clínicas que elevaban los precios de insumos que eran usados para la detección del virus y luego eran cobrados a los pacientes. 

Productos como guantes quirúrgicos, mascarillas, mandiles o respiradores n°95 tenían un sobreprecio de entre 72.29% a 97.69% si se comparaba con los costos en otros centros.

Por ejemplo, un guante descartable que usualmente cuesta S/1.20 por el centenar y S/2 en Mercado Libre, es valorizado a S/ 9.59 por las clínicas privadas

Al respecto, el presidente de la ACP, Alejandro Miguel Langberg explicó que las clínicas realizan estos cobros para poder pagar a su personas y comprar más insumos, pues no reciben un presupuesto.