Economía
El economista indica que el actual panorama económico está muy deteriorado y se ve más afectado por las propuestas del candidato con mayor intención de voto, Pedro Castillo, quien promete reformar el modelo económico. | Fuente: Andina

La incertidumbre que genera la segunda vuelta electoral en los inversionistas, no solo afecta a las empresas, sino también a la economía de las familias peruanas.

Según el economista Alejandro Indacochea, en el actual escenario el dólar y la cotización al mercado de valores son un termómetro de la inestabilidad y cómo esta podría afectar la economía del peruano de a pie.

"Tener el dólar con el repunte más alto implica para el usuario común y corriente un aumento en lo que significa el pan (por la harina), el pollo (por el maíz, que es importado), el combustible, fideos, aceite, medicamentos, electrodomésticos, e incluso alquileres que están pactados en dólares. Esto sin duda va a tener un efecto de arrastre en la inflación", explica Indacochea.

El especialista señala que si a esto se le suma la liberación del 100% de las cuentas de CTS, y los fondos de las AFP, se prevé que los ciudadanos comiencen a comprar más dólares pues ahora el sol está valiendo menos.

"Hay una pérdida de poder efectivo para los ciudadanos, contrario al mensaje que da el candidato Pedro Castillo. Evidentemente el gran empresario transnacional no tiene cuentas acá, las tiene en el exterior, y a quien se está afectando (con las declaraciones que generan incertidumbre en el mercado) es al pequeño y al mediano comerciante", sostiene el economista.

Pese a las expectativas de crecimiento que sostiene el Poder Ejecutivo, Indacochea señala que el panorama económico está muy deteriorado.

"Tenemos comparativamente una buena situación de inicio, pero hoy en día la situación se ha deteriorado, la caja fiscal tiene un déficit que es cinco veces lo que era en el 2019, de un 10%, tenemos un nivel de deuda que va al 40% y va a ser más difícil colocar bonos en el mercado internacional, ingresos tributarios que caen, el fondo de contingencia es limitado y el Banco Central sigue agotando las reservas que tenemos para evitar que el dólar siga subiendo. Ese es el escenario de partida para quien asuma el gobierno en julio de este año", precisó en RPP Noticias.

El economista agregó que los principales problemas en las regiones del Perú no corresponden a falta de dinero sino a corrupción, y a ausencia de capacidad técnica en la gestión pública.