Brasil
El alza de precios de alimentos se han debido en muchas ocasiones a climas impredecibles que reducen las expectativas de cosechas y disminuyen la producción. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Hotli Simanjuntak

Las explotaciones agrícolas en Brasil producen gran parte de los alimentos básicos que se consumen a nivel global.

Según reporta Bloomberg, la costa atlántica brasileña produce el 80% de las exportaciones de zumo de naranja del mundo, la mitad de las exportaciones de azúcar, un tercio de las exportaciones de café y un tercio de la soja y el maíz.

Sin embargo, este año las cosechas de la región se vieron golpeadas por el cambio climático con la peor sequía en un siglo seguida de un frente antártico, haciendo tambalear a los mercados mundiales.

Ante la crisis el costo de los granos de café arábica se disparó un 30% a fines de julio, el zumo de naranja se disparó un 20% y el azúcar alcanzó su máximo nivel en cuatro años durante el mes de agosto.

Estas fluctuaciones en los precios de los insumos producidos en Brasil contribuyeron a un aumento de la inflación alimentaria a nivel internacional, la cual se ha elevado un 33% en los últimos 12 meses.

La situación agrava las dificultades financieras de la pandemia y obliga a millones de familias de bajos ingresos a reducir sus compras de alimentos en todo el mundo.

Ahora los científicos anticipan que el aumento de las temperaturas globales y la disminución de la humedad del suelo causarán cada vez más estragos en las tierras de cultivo en Brasil, afectando a gran parte del mundo.

“Es un círculo vicioso. No hay lluvia porque no hay humedad, y no hay humedad porque no hay lluvia”, afirma Marcelo Seluchi, meteorólogo del Centro de Vigilancia y Alerta de Desastres Naturales de Brasil.

Este problema climático global podría provocar un descenso del 10% en el rendimiento de las cosechas en las próximas tres décadas, un periodo en el que se espera que la población mundial crezca más de una quinta parte.

Brasil
Brasil es uno de los principales proveedores de alimentos. | Fuente: Bloomberg
Sepa más: