De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) la crianza del cuy mantiene a 800 mil familias en el Perú, una actividad que no solo genera ingresos para quienes se dedican a esta actividad, sino que también beneficios a quienes los consumen, ya que al año se producen 21,000 tonelada de este animal rico en nutrientes.

Eco negocio

La crianza para la venta de la carne de cuy no es el único negocio que se puede generar con este animal, sino también la producción de abonos con sus excrementos, tal como explica la agrónoma Carmen Felipe-Morales.

"Con el guano del cuy se puede producir compost, un abono mundialmente conocido rico en nutrientes. Además, se puede producir biol, que aumenta los nutrientes para la floración de plantas", explica en su finca en Lurín.

Mientras sostiene un recorte de periódico con el llamado "gas de cuysea", la doctora en agronomía explica que con las excretas del cuy también se puede producir biogás, que puede servir incluso para cocinar o generar fuentes de iluminación.

"Hemos encontrado que el biogás a base de guano de cuy rinde el triple del biogás que se obtiene de las excretas de la vaca", indica la agrónoma. Conoce más de este bionegocio en el video que dejamos en esta nota.

Fuente alimenticia

Según el Centro Nacional de Alimentación y Nutrición del Ministerio de Salud (MINSA), la carne de cuy tiene 19% de proteína y aporta 1.9 mg. de hierro y 1.57 mg. de zinc por cada 100 gramos, además de presentar una carne con un mínimo nivel de colesterol y triglicéridos.

Además, la sangre procesada de cuy representa una fuente de hierro para combatir la anemia que ataca a más del 40% de niños menores a 3 años, por lo que su producción y consumo podría reducir este problema de salud pública nacional.

La crianza no solo genera ingresos económicos, sino también es un animal alto en nutrientes y puede servir para combatir la anemia. | Fuente: Andina
0 Comentarios
¿Qué opinas?