Javier Arce
Fue parlamentario andino por Perú Libre y teniente alcalde del distrito de Santa Rosa.

Para el exministro de Agricultura Milton Von Hesse, la designación de Javier Arce Alvarado como el nuevo ministro de Desarrollo Agrario y Riego representa una preocupación por que no cuenta con experiencia en el sector ni en gestión pública.

“Ha sido un dirigente político local que ahora llega al Midagri”, dijo en referencia a sus cargos como parlamentario andino por Perú Libre y teniente gobernador del distrito de Santa Rosa; además manifestó que no cuenta con preparación académica, teniendo en cuenta que el aludido estudió administración en un Instituto Tecnológico y no presenta más títulos o estudios.

“Me preocupa sobremanera el de Agricultura, estamos en un contexto complicado y es difícil entender que el presidente le dé oportunidad para aprender en medio de una crisis. ¿Quién le da el timón del barco a un capitán sin experiencia en plena tormenta?”, recalcó.

Gobierno sin rumbo en agricultura

El exministro aseguró que la ruta que ha seguido el gobierno “no ha sido clara”. Prueba de ello es la crisis de fertilizantes que actualmente se vive, “en la costa, el 80 % de los agricultores fertilizan con urea, en la sierra solo la mitad fertilizan y usan fertilizante orgánico (guano), porque la gente es más pobre y la agricultura es más pequeña”, detalló.

Además, recordó que la tan famosa segunda reforma agraria se ha quedado estancada. Detalló que al principio se establecieron nueve ejes, pero con el cambio del ministro todo quedó congelado

¿Qué le depara al peruano con esta crisis de fertilizantes?

Von Hesse recordó que la crisis de fertilizantes no solo provocará una reducida cosecha de productos de primera necesidad, también conllevará al incremento en los precios, lo que afectará directamente a la población con pobreza extrema que son quienes gastan la mayor parte de sus ingresos.

Compra de fertilizantes

Hace unos días, el gobierno central publicó un decreto supremo que permitirá la compra de fertilizantes para los agricultores, con una inversión de s/ 348,887.735; aunque para Von Hesse, este beneficio podría ser utilizado como "campaña política", tomando en cuenta que no se precisaron las directrices sobre la distribución de la urea en los beneficiados y que se acercan las elecciones municipales y regionales.

“Habrá una fiesta populista, ya llegan las elecciones y siempre es una buena estrategia”, advirtió.

Divorcio con el sector privado

El exministro de Agricultura refirió que el actual gobierno pudo haber hecho más para mitigar el problema de los fertilizantes, que se advirtió hace más de diez meses. El primer paso que debió dar es pedir apoyo del sector privado para elaborar estrategias que permitan a los productores afrontar el alza de precios.

Se habló de recurrir a la diplomacia con países amigos. China por ejemplo tiene buenas relaciones con Perú, pero ahí debimos ir con el sector privado para que China pueda vender parte de su stock. También se habló de convocar avícolas para proporcionar el guano de la gallina y concederle otras opciones al pequeño agricultor que no puede afrontar el alza de precios”, refirió.

Lo que se debe hacer

Con la compra de fertilizante, el gobierno no está preocupándose por el más de un millón de hectáreas de papa, maíz y arroz que existen en la zona costera del país y que abastecen los mercados internos. “Lo único que hemos visto es una pelea espantosa del exministro y el presidente de Conveagro”, manifestó Von Hesse.

También se espera que el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social atienda a los comedores populares, focalice a los sectores de pobreza extrema y realice campañas donde los alimentos más caros sean reemplazos por otros de igual aporte nutritivo.