huaicos
Para el turismo, el impacto que tendrían los huaicos en la zona sería estadísticamente bajo. | Fuente: Andina

Las fuertes lluvias y huaicos alcanzaron su momento más crítico durante el mes pasado, afectando principalmente a Cusco, Arequipa, Moquegua y Tacna.

Los desastres naturales podría complicar la situación de negocios locales, pues en algunos casos los huaicos han destruido carreteras y puentes.

De acuerdo con El Comercio, en Santa Teresa (Cusco) un joven vendedor solía ganar entre S/400 y S/500 por día gracias a la concurrencia de turistas. Sin embargo, ahora apenas consigue S/50 diarios.

Este no sería el único negocio afectado. Según Wilber Dongo, gerente central de negocios de Caja Arequipa, unos 50 negocios sufrieron daños en Cusco, alrededor de 100 en Tacna y 30 en Moquegua. 

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) permitirá una prórroga de uno o dos meses a aquellos clientes cuyos negocios hayan sido afectados.

Respecto al sector ganadero, Gino Martínez, jefe de campo de Gloria señala que sí han enfrentado varias complicaciones a consecuencia de los desastres naturales.

Martínez explica que desde el 26 de febrero se dejó de recoger unos 900 kilos de leche de 50 ganaderos, pero solo 3% de los puntos de venta fueron afectados, pues desde el 2017 tienen planes de contingencia para estas situaciones.

Para Carlos Milla, presidente de la Cámara de Turismo de Cusco, esta es una temporada baja para el turismo, por lo que el impacto que tendrían los huaicos en la zona sería estadísticamente bajo. El efecto negativo se produciría ahora por la cancelación de viajes debido al coronavirus.