Indecopi analizó 35 productos en diversos establecimientos de Lima. | Fuente: Internet

Primero fueron los productos lácteos y ahora son los alimentos para bebés. Y es que estos últimos están bajo la lupa del Indecopi. 

Al ser un sector de la población vulnerable, la Gerencia de Supervisión y Fiscalización (GSF) de la entidad ha priorizado la fiscalización a estos productos dentro del Plan Anual de Supervisiones.

Por tal motivo, Indecopi analizó 35 productos para bebés de cinco proveedores, en distintos establecimientos de Lima. Y detectó incumplimientos en la información que deben brindar y que es obligatoria, en el etiquetado y rotulado.

Estos serían los cinco incumplimientos detectados por parte de Indecopi.

> La denominación del producto no reflejaría su verdadera naturaleza, pues en algunos casos se utiliza la denominación “compota” en la etiqueta, cuando el término correcto a usar es el de “confitura”, según el Codex 296-2009.

 > Algunos productos no cumplen con los parámetros o el porcentaje de fruta exigido para denominarse como tales.

> Algunos de los productos estarían utilizando el término “colado”, pese a que no se encuentra establecido como nombre en la legislación peruana ni en el Codex Alimentarius.

 > No se coloca la clase funcional de los aditivos alimentarios utilizados en la elaboración de los productos. Tampoco se habría mencionado en la lista de ingredientes los minerales añadidos y no se precisa el grupo al que pertenecen.

> No se colocan los ingredientes en orden decreciente, según el peso inicial en el momento de la fabricación de los alimentos.

 

¿Qué opinas?