Informalidad
En el sector privado se encuentran registrados en planilla alrededor de 3.5 millones de trabajadores. | Fuente: Andina

La informalidad aumentó considerablemente por la pandemia de COVID-19, afectando fuertemente a los trabajadores de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Actualmente la informalidad alcanza el 78.2% en las mipymes, es decir, a 13.3 millones de trabajadores informales, según estimaciones de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

En tanto, solo un 21.8% de las mipymes peruanas se encuentran laborando de manera formal.

Además, se calcula que en el sector privado hay 3.5 millones de trabajadores en planilla.

Medidas contra la informalidad

Ante el elevado nivel de informalidad en el Perú, la SNI propone apostar por políticas públicas que impulsen la formalización y fortalecimiento del sector de mipymes.

Teniendo en cuenta que existen 1.4 millones de empresas con RUC que no declaran planilla electrónica, plantean premiar la formalización de las mipymes con beneficios por la regularización de la planilla laboral.

Asimismo, el gremio plantea que se brinden facilidades de crédito tributario inmediato con asistencia técnica del Estado.

El primer vicepresidente de la SNI, Jesús Salazar Nishi, indica que también se debería modificar el reglamento de Ley de Concesiones Eléctricas y el Reglamento de usuarios libres de electricidad.

De esta manera podrían reducir el límite a 50 kilovatio hora para permitir que las micro y pequeñas empresas accedan al status de usuarios libres, lo que rebajaría los costos de electricidad.

Además, propone incrementar las compras a MYPErú para cubrir 100,000 mypes en el 2025 a nivel nacional, en los sectores de calzado, confecciones, carpetas, metalmecánica y artesanía.

Otra propuesta de la SNI es reformular la Ley 28015 de Promoción y Formalización de Micro y Pequeñas Empresas para que el 40% de las compras públicas para las mipymes sean para empresas productoras locales.

Respecto al empleo, plantea otorgar incentivos a la subcontratación para la generación de cadenas productivas permitiendo que las pequeñas y micro empresas se integren al mercado nacional e internacional y accedan a nuevas tecnologías en alianza con la gran y mediana empresa.