Desigualdad
Mientras 105 multimillonarios en América Latina y el Caribe tienen un patrimonio neto combinado de US$446.600 millones, dos de cada 10 personas tienen carencias alimentarias. | Fuente: RPP

América latina y el Caribe es la segunda región más desigual del mundo, según un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El Informe Regional de Desarrollo Humano señala que en Latinoamérica el índice de desigualdad de ingresos se ubica en 46.3 puntos, y los países de la región presentan n niveles de desigualdad más altos que los de otras regiones con niveles de desarrollo económico similares.

“La región tiene tres factores clave que agudizan la crisis: por un lado, es la segunda más desigual del mundo; luego, es la más violenta; y tercero, tiene índices de informalidad altísimos”, señaló Marcela Meléndez, economista jefe del PNUD.

Los países en los que se evidencia una mayor concentración de ingresos en América Latina son Chile, México, Brasil, Perú y Colombia.

En Chile el 10% más rico de la población tiene el 60% la riqueza del país, en México la cifra llega a 59%, y en Brasil es de 57%.

Mientras que en Perú se estima que el 10% más adinerado concentra en 53% de la riqueza total que se registra en el país.

En promedio, en Latinoamérica el 10% de los más ricos acaparan el 49% de los ingresos nacionales, mientras que el 1% de las familias con mayores ingresos obtienen un 21% del total de las riquezas.

Frente a esto, al 2020 un 7.2% de los habitantes de la América Latina y el Caribe vivían en condiciones de pobreza multidimensional, es decir, tenían carencias en materia de nutrición, educación, electricidad, agua potable, y otros servicios básicos.

"La carencia económica es solo uno de los factores que contribuyen en la pobreza. América Latina y el Caribe deben observar este índice desde todos los ángulos y trabajar en políticas públicas que ofrezcan soluciones a la pobreza multidimensional, y no solo a mejorar la desigualdad en la distribución de los ingresos en los países", comentó.

Se calcula que mientras 105 multimillonarios en América Latina y el Caribe tienen un patrimonio neto combinado de US$ 446,600 millones, dos de cada 10 personas tienen carencias alimentarias.