Economía peruana
El titular del MEF, Alex Contreras, dio un balance sobre las pérdidas económicas que registra el país por las protestas. | Fuente: AFP

Las protestas han generado un costo económico de S/ 2,150 millones entre el 8 de diciembre y el 23 de enero, señaló el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

"Hay tres regiones donde se han concentrado las principales pérdidas económicas: Cusco, Madre de Dios y Puno. En lo que respecta al costo de la conflictividad social en términos de la actividad económica nuestra última estimación es de S/ 2 mil 150 millones", dijo el ministro de Economía, Alex Contreras.

El titular del MEF sostuvo que las regiones más afectadas económicamente por las protestas tienen una ejecución de S/ 0 en inversión.

"Esta conflictividad social está pegando principalmente a las mypes y a los más vulenrables. No es posible que los gobiernos regionales con más pérdidas tengan una ejecución de 0%", agregó durante una reciente conferencia de prensa.

Cabe precisar que el impacto acumulado en diciembre del 2022 fue de S/ 1,000 millones, mientras que en lo que va de enero vamos sumando pérdidas de S/ 1,150 millones.

Otro impacto de las protestas es el alza de precios por las dificultades de abastecimiento en los mercados.De esa manera, se ve un posible incremento de inflación para enero de 8.5% y 9%, afectando principalmente a los vulnerables de bajos ingresos.

El MEF señala que las familias de menores ingresos destinan el 60% de su gasto en consumo de alimentos y transporte.

A pesar de este impacto económico, Contreras asegura que el país mantiene la resilencia de la economía peruana.

“Las fortalezas macroeconómicas del Perú se mantienen y la moneda peruana es la más estable de la región. En cuanto a inflación, lo de enero ha sido un hipo, pero la tendencia es a la baja”, comentó.

Con el impacto de las manifestaciones, el MEF estima que el país solo tendrá un crecimiento económico de 2% en el primer trimestre del año si continúa la conflictividad. En caso se logre un concenso entonces el PBI de los primeros tres meses del año tendría un avance de 3%.