Empleo
En un escenario medio se espera que se pierdan unos 140 millones este año a nivel mundial. | Fuente: Andina

La pandemia de COVID-19 ha causado la caída del 14% de horas de trabajo a nivel mundial, lo que equivale a 400 millones de empleos, según la la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Esta perdida, generada en el segundo trimestre del año, se calcula teniendo como base que cada empleo tiene una jornada de 48 horas a la semana.

El último análisis de la OIT considera que es probable que las pérdidas de empleo se ahonden en los próximos meses, dependiendo de la evolución de la pandemia y las acciones de los gobiernos.

El continente más afectado es América, con una pérdida del 18.3% de horas de trabajo. Solo Sudamérica perdió un 20%, mientras que Norteamérica un 15% aproximadamente.

Mientras que Europa y Asia Central perdieron un promedio de 13.9% de la jornada laboral.

¿Qué se espera para lo que queda del año?

La OIT percibe tres posibles escenarios para la economía y por ende los empleos.

En un escenario pesimista, que incluye una segunda oleada pandémica y la vuelta a los confinamientos, se perderían unos 340 millones de puestos de trabajo.

En el escenario optimista, que implica una recuperación rápida de la económica, habría una pérdida de 34 millones de empleos.

Por último, en un escenario medio se espera una recuperación de consumo e inversiones, lo que limitaría la perdida de empleos a unos 140 millones a nivel mundial.