Economía familiar
Durante la pandemia se estima que el 46% de los hogares de la región llegó a recibir algún tipo de transferencia. | Fuente: Andina

Gran parte de los hogares peruanos continúan viéndose afectados por los efectos de la pandemia de la COVID-19, según revela un estudio del Banco Mundial (BM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Se calcula que en el Perú alrededor del 60% de hogares aún no recupera el nivel de ingreso que registraba antes de la pandemia de la COVID-19.

Con esto, el país se encuentra quinto entre los países que registran una mayor reducción de ingresos durante la pandemia, solo por debajo de Haití, Colombia, Ecuador y Bélice.

El porcentaje es mayor al promedio de la región. A nivel regional, en América Latina y el Caribe el 50% de los hogares sigue sin poder recuperar su nivel de ingreso prepandemia.

"Esto tiene una implicación directa en la inseguridad alimentaria. En todos los países de la región vemos que hay un deterioro de la alimentación, sea en cantidad o en calidad”, dijo la economista jefe del PNUD para América Latina, Marcela Meléndez.

Asimismo, el estudio indica que esta menor cifra de ingresos en los hogares está relacionada a la pérdida de empleo formal, que ha caído 4.8% en el total de la región.

Solo revisando las cifras del Perú, se evidencia que este es el tercer país con la mayor pérdida de empleo formal y el tercero donde más sube el autoempleo.

Y después de Panamá, el Perú es el segundo país en el cual la mayor parte de la fuerza laboral de grandes empresas se desplazó a las micro y pequeñas empresas (mypes) o en negocios de baja productividad.