De acuerdo con el ordenamiento laboral peruano, la ingesta reiterada de alcohol es una causa de despido. | Fuente: ecestaticos.com

Consumir alcohol en la oficina podría costarte tu empleo. De acuerdo con la Corte Suprema del Poder Judicial una reunión con alcohol dentro de la empresa es una falta grave que podría justificar un despido.

El fallo fue aplicado en un caso ocurrido en el Cusco donde varios trabajadores organizaron una reunión y usaron las instalaciones de la empresa para hacer un brindis y luego un baile que se extendió hasta después del horario laboral. Los empleados incluso bloquearon las cámaras de seguridad de la compañía.

El empleador había prohibido en su reglamento el consumo de licor durante el horario laboral, por lo que el despido de esos trabajadores fue validado por el fallo emitido por la Corte Suprema.

Trabajador repuesto

En otros casos Tribunal Constitucional ha declarado fundadas las demandas de los trabajadores teniendo en cuenta los antecedentes y el puesto del empleado.

El TC declaró fundada una demanda y ordenó la reposición de un trabajador despedido por falta grave tras negarse a pasar un dosaje eítlico solicitado por su jefe inmediato. El empleado reconoció que había bebido una noche previa al asistir a un velorio. 

En este caso el trabajador no tenía antecedente de indisciplina o de embriaguez ni había incurrido en actos violentos o verbales contra sus compañeros o el empleador, según una publicación del diario Gestión.

Sepa más:
¿Qué opinas?