Foto: Facebook

El problema con la última voluntad y testamento de Gary Coleman es que nadie absolutamente está seguro sobre la "última parte".

Un abogado de Utah, en representación de la albacea de la herencia del actor tiene una data de 1999. Todd Bridges tiene un secreto, que puede o no ser el mismo documento supuestamente escrito misteriosamente, pero posiblemente anulado en 2007. Pero sólo uno tendría que ser presentado. Entonces, ¿cuál?

El abogado de Salt Lake City, Kent Alderman, le dijo a E! Noticias que presentará el testamento de 1999 de Coleman ante la corte esta semana.

En dicho documento aparece el ex gerente de Coleman, Dion Mial, como ejecutor de los bienes además de un fondo fiduciario.

Ambos Alderman y Mial insisten en que el documento de 1999 supera a un manuscrito de 2009 documento que señala a Shannon Price, quien entonces todavía estaba casada con Coleman, como la única beneficiaria.

"Eso será declarado nulo y sin efecto", dice Mial en una declaración a RadarOnline. "Ciertos criterios deben ser válidos en virtud de la ley del Estado de Utah".

En todo caso el documento dejó de ser relevante una vez que la pareja se divorció. Y en caso de que se hubieran vuelto a casar, como Price afirma que pensaban hacer, se habría reactivado. Pero no lo hicieron.

Miel dice que además se han puesto en venta a los medios fotos del lecho de muerte del actor "como intentos desesperados por sacar provecho de la misteriosa muerte de su amado esposo".

"Conociendo a Gary puedo asegurar que mostraría su desprecio por este comportamiento cuestionable de Shannon", señaló.