El director de la película ‘Men in Black’, Barry Sonnenfeld elogió el trabajo de Will Smith y se declaró rendido ante su magnetismo, sospechando que podría ser “un alienígena”.

"Es una de esas personas con un aura única, como Bill Clinton o Warren Beatty. Tiene un karma raro. Cuando estás con él, inmediatamente te sientes atraído a su mundo de entusiasmo y felicidad. Pasa por delante de ti y te hace sentir distinto. Tal vez sea un alienígena. Crea electricidad en el ambiente. Tiene un entusiasmo y un optimismo únicos", precisó a Efe.

"Men in Black 3", tras múltiples problemas con el guión (se empezó a rodar sin concluirlo) pero con un presupuesto multimillonario (375 millones de dólares), supone el reencuentro de Smith y Tommy Lee Jones con sus alter ego en la ficción, los agentes J y K, protectores en la Tierra de la basura del universo, como rezaba el eslogan del filme original.

La primera entrega se estrenó en 1997 y la segunda hace diez años, pero Sonnenfeld cree que este es un buen momento para lanzar la tercera, exhibida en 3D.

Esta nueva apuesta incluye viajes en el tiempo para investigar el por qué de la distante forma de ser de K, un giro argumental que incluye la presencia de Josh Brolin para interpretar a ese personaje en su juventud.

La idea para esta historia la tuvo el propio Will Smith durante la grabación de la segunda parte, comentó Sonnenfeld.

"Quería que en el proceso el espectador aprendiera cosas sobre el pasado de ambos personajes, pero yo sólo le decía: ¿podemos preocuparnos primero de terminar ésta? Will siempre tiene buenas ideas y se involucra mucho en la escritura del guión. Tiene una magnífica intuición y le considero un buen socio", declaró.

Sonnenfeld y Smith trabajaron juntos también en "Wild Wild West" (1999) y podrían volver a hacerlo si hubiera una cuarta parte de "Men in Black", aunque el realizador tiene sus propias preferencias.

"Le he dicho que si tenemos éxito con ésta la siguiente la haré con su hijo Jaden. Will es muy pesado. Vamos a ir de nuevo atrás en el tiempo para no tener que trabajar más con él", bromeó el director.