Pasaron de ser celebridades a estar en la desgracia. La sorpresiva muerte de Gary Coleman, la recordada estrella infantil de "Blanco y Negro", solo es un hito más en la trágica vida de los actores de dicha serie.

Los días de sus protagonistas: Gary Coleman, Danna Plato y Todd Bridges cambiaron cuando la serie llegó a su fin. Se habló de una maldición. Cierto o no, la vida de los tres se tiñó de sucesos trágicos.

Danna Plató, la recordada Kimberly, tuvo quizás la más triste de las tres. En su afán por desprenderse de su imagen de niña buena, la joven posó para la revista Playboy y protagonizó algunas cintas eróticas.

Fue arrestada por posesión de drogas y falleció en 1999 por una sobredosis. Hace poco tiempo su hijo Tyler Lambert se suicidó.

Todd Bridges encarnó a Willis, a quien Gary Coleman enfundado en su personaje de Arnold constantemente preguntaba: ¿De qué está hablando Willis?, pasó buen tiempo en la corte por tenencia y consumo de drogas.  
Si bien realizó una pequeña incursión en el cine, no volvió a protagonizar un éxito, el actor se reformó y creó una fundación de ayuda a jóvenes que pasaron por su mismo problema: la drogadicción.  

Como se sabe, Gary Coleman falleció el pasado viernes por una hemorragia en la cabeza tras una caída. El gracioso y diminuto Arnold en la serie también tuvo una vida trágica.

Después de sufrir un severo dolor en la columna, que detuvo a una temprana edad, el actor tuvo que enfrentar un juicio a sus padres. Quedó en bancarrota e intentó suicidarse en dos oportunidades.

En 1999, tuvo que purgar prisión por golpear a una admiradora que tan solo quería un autógrafo suyo.