Galilea Montijo llena de felicidad: ya es mamá

La presentadora mexicana tuvo a su primer hijo, a quien llamó Mateo, el viernes a través de una cesárea. Dice que el niño es igualito a su padre.
galileamontijo.com.mx

La bella presentadora mexicana Galilea Montijo se convirtió en madre y ya tiene en brazos a su hijo, a quien decidió llamar Mateo.

La conductora tuvo a su primogénito el viernes pasado en Miami, a través de una cesárea, confirmó la también actriz en una llamada telefónica que hizo al set de Televisa en México la mañana de este lunes.

Contó que empezó a sentirse mal en la madrugada del viernes y que en compañía de su marido, Fernando Reina, se dirigió al hospital en el que dio a luz poco antes de las 8 de la mañana.

"¡Ya nació mi bebé!, nació el viernes, en la mañanita, muy de madrugada, salimos al hospital corriendo, llego mi doctor y me dijo: "¿sabes qué? Este niño ya quiere salir y nació un poquito antes de las 8 de la mañana". Es un bebé muy sano, gracias a Dios. Está precioso", dijo Montijo a sus compañeros de conducción de “Hoy”.

El niño pesó cerca de dos kilos y medio. Su padre, además de cortarle el cortón umbilical, pudo grabar el nacimiento del bebé, quien salió del hospital vestido de amarillo.

“Es un bebé chiquito dentro del promedio, muy delgado, pero tiene unas manos muy largas y unas piernas largas, unos ojotes, es un niño bien portado, porque sólo llora cuando realmente le está pasando algo”, comentó emocionada. “Se parece mucho al papá, esta trompudito y se la pasa haciendo caras. Fer está feliz de la vida con su tercer hijo. El día que entramos al quirófano me tranquilizó muchísimo, estaba muy nerviosa porque no sabía qué pasaba, tenía principios de preeclampsia, estaba muy asustada, pero me tranquilizó muchísimo, le doy gracias por todo". 

La conductora dijo, además, que ha pasado la primera noche en casa, que ya lo ha alimentado y que es un bebé muy tranquilo. La actriz está acompañada de su mamá, su esposo y su suegro, según publica el portal peopleenespanol. com

Entre lágrimas, Galilea concluyó: "Me siento feliz, físicamente muy adolorida. Fue cesárea, pero estoy muy contenta. Lo veo y se me quita todo, valió la pena y estoy feliz".