Héctor Suárez
El hijo de Héctor Suárez comunicó el fallecimiento de su padre mediante las redes sociales. | Fuente: Instagram

El comediante mexicano Héctor Suárez falleció a los 81 años, el pasado 2 de junio. Su hermano Gustavo Suárez contó cómo fue despedirse del artista.

Él confesó que su deceso tomó por sorpresa a toda la familia: “Un cansancio de su organismo, nada más. Anoche se despidió muy bien y amaneció así, fue algo que nos tomó de improviso a todos”, dijo consternado al programa Venga la alegría.

Por otro lado, aseguró que Héctor Suárez estaba preparando nuevos proyectos. “Estábamos trabajando para el programa que tenía pensado hacer. Estábamos bien, teníamos proyectos y desgraciadamente pasó esto”, comentó.

Finalmente, Gustavo Suárez sostuvo que se encuentra acompañando a la familia, en estos momentos, aunque aún se encuentran en shock.

A través de un comunicado, Héctor Suárez Gomís, hijo del actor, pidió a los medios que mantengan respeto ante el duelo de la familia:

"La familia Suárez, les pedimos que por favor comprendan este momento de gran tristeza que estamos viviendo y esperamos que puedan respetar nuestro duelo. Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación".

CARRERA ARTÍSTICA

Héctor Suárez debutó en la televisión con la serie "Un hijo cayó del cielo" (1962) y en el cine con la película "El asesino invisible" (1965) a la que le siguieron "Despedida de soltera", "Picardía mexicana" y "Mecánica nacional", entre otros éxitos.

Uno de sus grandes éxitos en la pantalla chica fue el programa de comedia "¿Qué nos pasa?" con el que realizó denuncia social a través del humor negro. Lo condecoraron con el Premio Ariel por "Mecánica nacional".

Ver esta publicación en Instagram

Esta será la primera de muchas cartas mías que ya no vas a leer. Estoy totalmente roto y me invade un gran dolor. Han pasado apenas unas horas y de momento, lo que más extraño; es tu olor. De niño cuando me abrazabas, tu olor se me quedaba impregnado durante horas. Además de sentir seguridad y todo tu amor, siempre, en cada abrazo; me sentía protegido cuando te olía. Cuando me dabas las buenas noches, los buenos días, en nuestros saludos y nuestras despedidas; además de abrazarte y darte un beso, me encantaba olerte. Hace cinco años fue la primera operación y recuerdo que cuando llegaron por ti para llevarte al quirófano, me invadió un miedo terrible porque existía la posibilidad de no volverte a ver y al abrazarte, respiré muy profundo para que nunca se fuera de mí ese olor... ¡El olor de mi papá! En total fueron 15 operaciones y en las 15, hice exactamente lo mismo: antes de que te llevaran al quirófano, te daba un beso, te abrazaba y respiraba muy profundo para quedarme con tu olor... y hoy que me despedí de ti para siempre; lo hice por última vez. ¿Qué se hace cuando tienes así de roto el corazón? ¿Llorar? ¡No he parado de hacerlo! ¿Qué se hace cuando tu héroe ha dejado de existir? ¿Qué voy a hacer mañana cuando quiera mandarte un mensaje escrito o uno de voz? ¿Cómo le explico a Pablo que ya no va a volver a ver a jugar con su abuelo? ¿Qué va a hacer Ximena con ese encargo que ya nunca te podrá dar? ¿Cómo hago para dejar de sentir tanto dolor? Hace exactamente un año estabas en el hospital, te iban a quitar el riñón izquierdo y te marqué a tu celular para decirte que no te perdieras la pelea de Andy Ruiz que yo acababa de ver en vivo. ¿Te acuerdas? ¡Te acabas de ir para siempre y ya estamos hablando de box! Así será de ahora en adelante, voy a platicar contigo y me vas a responder en mi mente. No sé cuánto tiempo tarde en adaptarme a nuestra nueva forma de comunicarnos, pero lo voy a hacer todos los días y a todas horas. Me hará mucha falta verte, oírte, sentirte, tocarte, abrazarte, besarte y lo que más extraño ahorita; es no poder olerte. ¡Gracias por ser mi papá!

Una publicación compartida de Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) el