Como es de costumbre, Jennifer Lopez impactó con su impresionante "derriere" a sus seguidores, durante los afamados premios Grammy 2010.

La exuberante cantante mostró su mejor atributo en un ceñido vestido plateado, de Versace.

El diario "Los Angeles Times" resaltó el "look" de la esposa de Marc Anthony, realizado por su estilista Robert Vetica, el cual fue inspirado en los años 70.

Sin embargo, algunos de los medios estadounidenses han criticado duramente la vestimenta de Lopez. Incluso, la calificaron como un "accidente de alta costura".