Grosby

Fue un romance de torbellino para Kim Kardashian y Kris Humphries, y la atención ciertamente no ha disminuido desde que la estrella del reality pidió el divorcio a su marido de 72 días.

Mientras que Kardashian, de 31 años, se dirigió a Australia por un compromiso largamente planeado, Humphries huyó a Los Ángeles y en dirección al territorio familiar de Minnesota, donde creció y gran parte de su familia reside.

"Se está reconstruyendo a sí mismo día a día", dice una fuente. "Es una situación difícil."

Mientras está fuera de la cancha en lo que dura el cierre de la NBA, Humphries, de 26 años, permanece enfocado en su estado físico y se dirigió a un gimnasio local el jueves en Minnesota, "por primera vez", señala la fuente.

"No es una posición fácil para nadie," dice la fuente. "Él es un caballero y quiere hacer las cosas bien, el anillo y cualquier regalo que le dio fue por amor y no los espera de vuelta".

"Ha hecho esfuerzos concertados también para tratar de devolver los regalos a sus invitados".

Mientras tanto, Kardashian está saliendo hacia Australia en breve, cancelando la etapa de su viaje a Melbourne.

"Ella simplemente no podía manejarlo," dijo una fuente a People. "Esto no fue en absoluto una tarea fácil de hacer para Kim y no es fácil para ella ahora".