La perturbadora confesión de Liam Neeson: Trató de matar a un hombre para vengar una violación

Ahora se muestra avergonzado y arrepentido por lo que hizo. El actor Liam Neeson, recordado por la saga "Taken", contó que hace años salió a las calles buscando pelea contra un "negro" como venganza por la violación de una persona cercana. 

El actor Liam Neeson ha levantado polémica al explicar en una entrevista, publicada en el diario "The Independent", que hace tiempo salió a la calle varios días buscando pelea con algún "negro" para matarlo en venganza por la violación de una mujer.

"Recorrí arriba y abajo algunas zonas llevando una barra, deseando que alguien se me acercara. Estoy avergonzado de decir esto. Lo hice durante quizás una semana, esperando que un 'negro bastardo' saliera de un pub y se confrontara conmigo por algo, ¿sabes? Para poder matarlo", relató el actor norirlandés.

Liam Neeson, de 66 años, hizo esas declaraciones durante la promoción de la película "Cold Pursuit", en la que interpreta a un personaje que quiere vengarse por el asesinato de su hijo.

"Existe algo primario. Dios no quiera que algún miembro de tu familia resulte herido en circunstancias criminales", comentó el actor en la entrevista, para acto seguido avanzar que va a contar una historia "real".

Así narró cómo se enteró de que una mujer que conocía sufrió una violación. "Yo pregunté: ¿Sabía ella quién fue? No. ¿De qué color era? Ella dijo que fue una persona negra", rememoró.

"Me costó una semana, quizás una semana y media, superarlo. Ella me decía: '¿A dónde vas?', y yo lo decía: 'Voy solamente a dar una vuelta'", agregó Liam Neeson, que considera "horrible" lo que hizo. Después de la perturbadora confesión, dijo que aprendió la lección: la venganza no funciona.

EN EL OJO DE LA TORMENTA

Previamente, el actor de "Taken" y "Realmente amor" estuvo envuelto en una polémica al señalar que las acusaciones sobre abusos sexuales ─que han envuelto a la industria del cine y la televisión─ son “una especia de caza de brujas”. Él considera que, en muchos casos, se trata de exageraciones.

Neeson puso como ejemplo el caso de Garrison Keillor, locutor estadounidense al que despidieron de su cadena radial luego de ser acusado de comportamiento inapropiado por una persona que trabajó con él.

Incluso, agregó que tiene dudas sobre la veracidad de las denuncias que se realizaron contra Dustin Hoffman. “Son cosas infantiles”, indicó Liam Neeson. (EFE)

¿Qué opinas?