EFE

Lindsay Lohan insiste en que no bebió vino, cerveza o licor durante su arresto domiciliario y afirma que su prueba positiva, fue causada por un té fermentado que contiene una cantidad “pequeñísima” de alcohol.

Lohan le estuvo diciendo a sus amigos que otra vez estaba bebiendo su té favorito, Kombucha, el mismo té que causó que su oficial de libertad condicional levantara una bandera roja a principios de este año, ya que contiene alcohol.

La compañía detrás de la bebida afirma el contenido de alcohol es menor de 0,05%.

Por cierto, el juez dictaminó que le está permitido a Lindsay el consumo de alcohol durante su condena de arresto domiciliario, así que la prueba positiva no importa de todos modos.

TMZ habló con Lindsay sobre la situación y ella dijo: "Yo soy responsable, y estoy siguiendo las reglas y obedezco a mi juez y al sistema judicial de Los Ángeles".

Y añade: "Me gustaría hacer lo que deba para recuperar mi carrera en el cine y el respeto de los directores, actores, escritores, jefes de estudio, fans, etc".