La ciudadela inca de Machu Picchu, una de las nuevas Siete Nuevas Maravillas del Mundo, ratificó este año su poder de atracción turístico, al recibir a decenas de miles de extranjeros, entre ellos, estrellas de Hollywood como Jim Carrey, y la leyenda viviente del rock, Mick Jagger.

Este último llegó al santuario el 14 de octubre, en compañía de su pareja, la modelo L"Wren Scout, y su hijo Lucas Maurice, ante quienes mostró su asombro por la majestuosidad del lugar.

Pese a la persistente lluvia y a la neblina que se registraron aquel día, el líder de la mítica banda de rock The Rolling Stones y su familia ingresaron con un permiso especial las 5:20 de la mañana, bajo estrictas medidas de seguridad; pero su visita no pasó desapercibida para la gente ni para las autoridades cusqueñas que lo declararon visitante ilustre.

Previamente, Jagger había visitado Lima y la selva de Madre de Dios, convirtiéndose en el artista internacional con mayor permanencia en el país: nueve días.

Otra de las visitas destacadas fue la del actor canadiense Jim Carrey la tarde del 30 de junio. El Huayna Picchu, la montaña que figura en las postales clásicas de la ciudadela, así como el templo de las Tres Ventanas y el Intihuatana, lo dejaron impresionado, hecho que quedó registrado en imágenes tomadas a sus expresiones por la prensa.

El protagonista de La máscara había llegado un día antes a Cusco tras estar en Brasil, desde donde anunció, a través de su cuenta Twitter, que visitaría la ciudadela incaica y deseaba subir hasta la cima, debido a su interés por las civilizaciones ancestrales y el origen de los incas.

Previo a él llegaron artistas de la talla de Richard Gere, quien recorrió dicha zona hasta en dos oportunidades, a mediados de marzo, en una visita turística por Cusco junto con su familia.

Durante su estadía, el actor estadounidense expresó su satisfacción y alegría por conocer la ciudadela, donde admiró el Templo del Sol, la Plaza Principal, la Casa de las Escogidas, entre otros sectores.

Otra de las estrellas que brilló en Machu Picchu, ubicada en la ceja selva de Cusco, fue la actriz estadounidense Michelle Rodriguez, conocida por la película "Machete", quien participó el 26 de agosto en la filmación de un documental en la ciudadela sobre el misticismo de los incas y sus descendientes.

La intérprete de Trudy, en "Avatar", ingresó al santuario acompañada por un equipo de la productora Spiritual Truth, a cargo del documental.

La actriz llegó por la ruta alterna a Machu Picchu (Mollepata-Salcantay-Hidroeléctrica) e intentó pasar de incógnito, confundida entre los turistas.

“Machu Picchu es grandioso, es una maravilla única en el mundo”, expresó Rodríguez tras afirmar que el “sitio sagrado” debe ser cuidado y preservado, según trabajadores de la Dirección Regional de Cultura que estuvieron cerca de ella.

Durante su recorrido, la actriz observó los andenes conocidos como Cabeza del Cóndor, y destacó que aprecia mucho el misticismo de la cultura inca.

La joven había anunciado previamente, mediante su cuenta Twitter, que iba "camino a Cusco, Perú, para sumergirme en mí misma, guiada por chamanes, amor y luz, deséenme suerte".

Finalmente, la actriz Geraldine Chaplin, hija de Charles Chaplin, estuvo a mediados de agosto por el santuario incaico, tras su participación en el festival de cine de Lima.

Lea más NOTICIAS de ENTRETENIMIENTO haciendo clic AQUÍ.