Megan Fox, la protagonista de "Transformers", confesó que perdió tanto peso durante un periodo de depresión que comenzó a sufrir la caída de su pelo.

La actriz contó que estaba nerviosa porque creía que sólo estaba teniendo éxito por su apariencia y deliberadamente agregó kilos a su figura. Pero su peso bajó dramáticamente cuando se obsesionó con su imagen durante el rodaje de su próxima película, "Jennifer"s Body" (El cuerpo de Jennifer).

 "Me terminé enfermando. El pelo se me empezó a caer y ahí me di cuenta de que no podía seguir haciéndolo. Si pierdes mucho peso te enfermas. Estaba muy delgada. Estaba deprimida", manifestó a la edición británica de GQ.

Fox trató de convencerse de que estaba perdiendo kilos para el personaje, pero sabía que la verdadera razón es que estaba tan deprimida.

"Lo que era terriblemente insólito, ridículo y nada de cierto. Mi único trabajo es verme atractiva. Me enojó tanto eso que me fui en la dirección opuesta. Me convertí en una mujer maciza por alrededor de seis meses. Y después nuevamente cambié de dirección. De ser esta mujer casi gorda, pasé a un zombie. Perdí como 15 kilos", detalló.

En "Jennifer´s Bod", Fox interpreta a una porrista que se convierte en una asesina devoradora de hombres cuando es poseída por un demonio.