Instagram

Lo que parecía ser un incidente menor dentro del Miss Universo 2014 terminó por convertirse en un escándalo diplomático.

Según El Nuevo Herald, la reina de belleza de Líbano, Sally Greige, denunció en Facebook que su colega de Israel, Doron Matalon, se hizo un selfie incluyéndola pero sin su consentimiento.

Sin embargo en la foto publicada en la red social, se puede apreciar cómo Greige sonríe para la cámara. 

"Desde que llegué a Miami he sido extremadamente cuidadosa para no aparecer en fotos ni comunicarme con Miss Israel", se quejó en Facebook Greige.

Matalon tomó la fotografía y la subió en la red social Instagram, logrando miles de "likes". Luego de esto vendría la polémica que le generó muchas críticas a Sally en su país. 

Al enterarse de la acusación en su contra, la Miss Israel lamentó las declaraciones de la libanesa y dijo que "le da pena que esta no sepa dejar las hostilidades de lado".

Cabe señalar que ambas participantes provienen de territorios enfrentados desde hace varios años.