La soprano Monserrat Caballé recibió hoy el alta médica y abandonó el hospital de Sant Pau de Barcelona en el que ingresó el 20 de octubre tras sufrir un ictus de carácter leve.

Fuentes del centro hospitalario informaron a Efe de que la soprano recibió el alta esta tarde debido a la mejoría experimentada durante los últimos días y que abandonó el hospital para seguir la recuperación en su domicilio.

Monserrat Caballé, de 79 años, sufrió un ictus mientras se encontraba de gira en Rusia, lo que le produjo un desvanecimiento que le causó la rotura del húmero al caer el suelo, tras lo cual suspendió sus compromisos y fue trasladada al hospital barcelonés.

La cantante tuvo que cancelar todos sus compromisos profesionales más inmediatos a consecuencia de su afección.

El Auditorio de Barcelona confirmó ayer que Montserrat Caballé podrá actuar el próximo 11 de noviembre en este equipamiento en el concierto solidario "Voces para la esperanza", a beneficio de la investigación contra el cáncer.

EFE