Wikimedia

El actor Nicolas Cage y su expareja Christina Fulton alcanzaron hoy un acuerdo sobre Weston, su hijo en común, tras una demanda interpuesta por la mujer en diciembre de 2009 en la que exigía el pago de 13 millones de dólares por fraude e incumplimiento de contrato.

Según informa TMZ, el acuerdo alcanzado en un corte judicial de Los Ángeles (California), tiene el visto bueno de ambas partes, aunque los términos concretos se mantienen confidenciales.

El actor no hizo declaraciones a los medios a la salida de la sala, donde permaneció por espacio de cinco horas, según detallan medios locales.

La juez Teresa Sánchez-Gordon mantuvo reuniones en privado con ambas partes a lo largo del día y reunió a Cage y su expareja al final de la sesión para dar por zanjado el acuerdo.

En la demanda presentada, la mujer aseguró que Cage le cedió una casa a cambio de que ella se encargase de criar a su hijo, ahora de 20 años, aunque el ganador de un Óscar por "Leaving Las Vegas" (1995) nunca llegó a poner la propiedad a su nombre.

Según afirmó Fulton, Cage le envió una carta en la que le informaba que tenía dos meses para desalojar la vivienda.

El actor atraviesa serios problemas financieros que le han situado en niveles de bancarrota y que hicieron que un banco le embargara dos propiedades que poseía en Nueva Orleans, valoradas en 6,8 millones de dólares.

Cage ha culpado de su pésimo estado económico a la mala gestión desde 2001 de su exadministrador de bienes Samuel Levin, quien a su vez ha acusado al actor de "despilfarrador".

EFE