En una entrevista exclusiva con El Nuevo Herald, el conocido padre de Miami Beach Alberto Cutié dijo que no revelará el nombre de la mujer que aparece en las fotos publicadas en una revista hispana mostrándolos juntos en un playa.


Identificar a la mujer "sería inapropiado", ha dicho. "Para proteger a esa persona lo mejor es no hablar acerca de eso. Ya fue suficiente. Ha sido demasiado para mí y para mi familia", señala.


Cutié fue removido de la Iglesia Católica  San Francisco de Sales en Miami Beach por la Arquidiócesis de Miami después que las fotos fueron publicadas en la carátula y en un artículo de la revista hispana TVnotas.


En la revista, Cutié, 40, es visto echado de espaldas en unos shorts azules con una mujer no identificada de cabellos castaños en traje de baño oscuro rodeándolo son sus piernas.


Las otras fotos, de las cuales TVnotas dice que fueron tomadas durante tres días en marzo pasado, incluyen una en la que se ve la mano de Cutié dentro la parte posterior del traje de baño de la mujer y aún otras muestra a la pareja besándose en una terraza no identificada.


El sacerdote de 40 años fue crítico acerca de los reportes de los medios que describen su separación de sus deberes en la iglesia de Miami Beach y de su suspensión en Radio Paz.


De acuerdo a Cutié, la palabra "suspensión" tiene una connotación muy severa en la ley canónica. En su caso, dice, le fue concedido "un permiso para reflexión personal".


La Arquidiócesis
de Miami anunció sus acciones contra Cutié el martes en una conferencia de prensa, a la que asistieron pocos periodistas, realizada en su cuartel general ubicado en Biscayne Boulevard en la zona de Miami Shores.


"Las acciones del Padre Cutié no pueden ser pasadas por alto a pesar del buen trabajo que ha hecho como sacerdote", dijo en un comunicado el arzobispo John C. Favalora el martes.


El miércoles la Arquidiócesis dijo oficialmente que el caso Cutié es un asunto estrictamente privado entre él y el arzobispo Favalora.


Ellos se encontraron el martes después que las noticias revelarán que Cutié había violado sus votos de celibato como sacerdote y tras su salida como pastor de la iglesia de San Francisco de Sales en Miami Beach. Eso, sin embargo, es solo el primer paso en el proceso.


"Esta es una conversación entre un sacerdote y su arzobispo, como una conversación entre un padre y su hijo", dijo la vocera de la Arquidiócesis Mary Ross Agosta. "Ahora el Padre Alberto tiene bastante tiempo para orar", añadió.


El ha hecho consultas con el arzobispo y eventualmente la arquidiócesis tomará una decisión sobre su futuro como sacerdote, dijo.


El martes, Cutié remitió un breve comunicado de un párrafo, agradeciendo a aquellos que los apoyaron y pidiendo "perdón a aquellos a quienes puedan estar herido o entristecidos por mis acciones".


Con pocas excepciones, los sacerdotes católicos son célibes, lo cual significa que no se casan y renunciar al sexo. La iglesia Católica Romana ha mantenido esta política sin variación desde hace 900 años, señalando que esto permite dedicación a Dios y a la iglesia sin distracciones.


Cutié, nacido en Puerto Rico de padres cubanos, escribe una columna sobre temas familiares en El Nuevo Herald.


Cutié creció en Kendal, se graduó en la Southwest Miami High en 1987. En 1995 fue ordenado sacerdote por la Arquidiócesis de Miami.


Su popularidad se disparó con el éxito de show diario que tenía en Telemundo, "Padre Alberto", en 1999. En 2002 fue el presentador de un talk show de la misma televisora, alcanzando millones de televidentes en Canadá, España y la mayor parte de Latinoamérica.


Newsweek lo llegó a apodar como Padre Oprah, ante lo cual Cutié dijo que preferiría que lo llamaran Padre Springer o Padre Cristino.

 

 

Polémicas fotos del Padre Alberto Cutié golpean a la comunidad latina en EE.UU.