La popular presentadora de televisión estadounidense Rosie O"Donnell ha vendido su mansión de Miami Beach (Florida) por 16,5 millones de dólares, tres millones menos de lo que quería, pero más del doble de lo que pagó por ella hace catorce años, confirmaron los agentes encargados de la venta.

O"Donnell era una de las residentes que más tiempo llevaba en Star Island, una pequeña y exclusiva isla artificial entre Miami y Miami Beach conocida por la gran cantidad de fortunas que reúnen en las escasas viviendas que alberga, entre ellas las de la cantante Gloria Estefan y el exjugador de baloncesto de la NBA Shaquille O"Neal.

La presentadora la puso a la venta el pasado abril por 19,5 millones de dólares, pero la operación se ha tenido que cerrar finalmente por tres millones menos, según los agentes inmobiliarios Pablo Alfaro y Dennis Mangone, que no han difundido información sobre el comprador.

La puesta en venta se produjo poco después de que se cancelara la emisión de "The Rosie Show" en el canal de televisión OWN, que lanzó en 2011 la diva de la televisión estadounidense Oprah Winfrey, al parecer por sus bajos índices de audiencia.

En cualquier caso, el precio final de esta mansión, que cuenta con piscina, embarcadero privado y dos casas de huéspedes independientes de la vivienda principal, es más del doble que los 6,75 millones de dólares que le costó cuando la compró en 1999.

Dos décadas antes vivieron en esta mansión los representantes de la Iglesia Cristiana Copta Jamaicana, perteneciente al movimiento Rastafari.

Se hicieron mundialmente famosos cuando en 1979 fueron condenados a largas condenas de hasta 35 años de prisión por contrabando masivo de marihuana de Jamaica a Miami.

La lujosa mansión, de fachada de traza española y mil metros cuadrados de superficie, fue construida en 1923 y cuenta con doce dormitorios, once baños y una vista privilegiada a la bahía de Miami y los edificios del "downtown" de la ciudad.

En el interior de la vivienda, con una elegante escalera de caracol, abunda la madera y los colores en la gama del blanco. Sobresale el hermoso patio exterior con suelo de terracota donde se yergue un imponente ficus.

Punto controvertido de la decoración es el tiburón martillo disecado que, según se aprecia en las fotografías, se exhibe en la pared de la escalera principal, una especie de escualo protegido y en peligro de extinción.

Además, la mansión dispone de dos casas de huéspedes separadas, piscina, una cocina profesional, taller de carpintería y chimenea.

Medios neoyorquinos también publicaron recientemente que la artista ha puesto igualmente a la venta su apartamento en el barrio Greenwich Village de Manhattan por 10,95 millones de dólares, tan sólo un año después de comprarlo por 8 millones.

La semana pasada el cantante y pianista Billy Joel también vendió su lujosa mansión de traza mediterránea situada en Miami Beach por 13,75 millones de dólares a Diego Della Valle, el presidente y consejero delegado de la firma de zapatos italianos Tod"s.

El adinerado empresario italiano, que también es accionista mayoritario de Saks Fifth Avenue, pagó en efectivo la vivienda, situada en el exclusivo enclave de La Gorce Island, donde también han residido estrellas como Cher y Shakira. EFE