Boda real
Un inesperado y afectuoso beso entre Elton John y David Beckham revolucionó las redes sociales. | Fuente: AFP | Fotógrafo: DANNY LAWSON

Uno de los besos que más comentarios tuvo en redes sociales no fue precisamente el del príncipe Harry y Meghan Markle sino el que protagonizaron Elton John y David Beckham, un inesperado y afectuoso beso que muestra la amistad que los une desde hace varias décadas. El saludo entre ambos se dio a la salida de la capilla de Saint George en el castillo de Windsor mientras se encontraban junto a sus respectivas parejas, David Furnish y Victoria Beckham.

El cantante británico cantó en la recepción celebrada con motivo de la boda del nieto de la reina Isabel II y la actriz estadounidense. El palacio de Kensington, residencia oficial de los hijos del príncipe Carlos, heredero al trono británico, confirmó la noticia de que Elton John, de 71 años, ha actuado para los recién casados, después de días de rumores en los medios británicos.

"El príncipe Harry pidió a Sir Elton John que actuara en la recepción ofrecida por su majestad la reina en el salón de Saint George, en el castillo de Windsor", se indica en el comunicado divulgado por el palacio de Kensington.

"Sir Elton John actuó para el matrimonio en reconocimiento a la fuerte conexión que le une con el príncipe Harry y su familia", agregó la fuente, en referencia a la íntima amistad que compartían el cantante y la fallecida Diana de Gales, madre del novio.

 

La relación entre el intérprete y la familia real data de varias décadas. Elton John fue nombrado Caballero de la Orden del Imperio Británico en 1996 por su brillante carrera musical, con más de 300 millones de discos vendidos, un Grammy y un Oscar en su haber.

Un total de 600 personas -entre los que no se encuentra ningún miembro de la realeza europea ni ningún político- fueron hoy invitado a la recepción posterior al enlace, en la que los novios ofrecieron canapés, pequeños platos y una tarta orgánica de limón y saúco.

Posteriormente, los recién casados ofrecerán en la Frogmore House, una casa de campo adyacente al castillo de Windsor, otra recepción más íntima, para amigos y familiares, en la que ejercerán como anfitriones el príncipe Carlos y su esposa, la duquesa de Cornualles. Con información de EFE