Facebook / Antonio Cartagena
Antonio Cartagena es conocido por éxitos como Sin ti o Necesito un amor. | Fuente: Facebook / Antonio Cartagena

Corría mayo de 1990 cuando el alférez Antonio Cartagena fue incorporado al Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) de la Policía Nacional, que en setiembre de 1992 logró la captura de Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso. Este pasaje desconocido se relata en el libro La hora final del periodista Carlos Paredes, próximo a publicarse.

Cartagena, que es famoso y destacado por su talento como cantante de salsa, tuvo un paso fugaz por el GEIN, compuesto por una docena de detectives que vigilaban a sospechosos de terrorismo y casas que fungían de centros de operaciones para los subversivos.

Un adelanto de La hora final, publicado por Luces de El Comercio, narra que Cartagena fue destacado de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Mininter) y llegó dotado de una cámara de video para grabar los movimientos en un departamento de la avenida Villarán.

Antonio Cartagena renunció a la Policía Nacional para dedicarse de lleno a su orquesta de salsa.
Antonio Cartagena renunció a la Policía Nacional para dedicarse de lleno a su orquesta de salsa. | Fuente: Antoniocartagena.com.pe

El joven oficial apenas tres días después de recibido el encargo, pidió su cambio. A la semana siguiente se enteró por las noticias que en el inmueble que le encomendaron vigilar, la GEIN capturó por segunda vez a Sybila Arredondo, la viuda del escritor José María Arguedas, quien se había vuelto un mando terrorista.

Decidido a dedicarse de lleno a su orquesta de salsa, Cartagena renunció meses después a la Policía Nacional. El chalaco de nacimiento se consagró por sus dotes artísticas, con éxitos como Sin ti, Necesito un amor, Propiedad Privada, entre otros.

El libro La hora final, escrito por el periodista Carlos Paredes, incluye anécdotas y detalles desconocidos sobre cómo se gestó la captura de Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso que actualmente cumple una condena de cadena perpetua en la prisión de la Base Naval, en el Callao.