Difusi

Ante un mar de periodistas dispuestos a captar el momento preciso de su ingreso al juzgado, Fiorella Cayo, junto a su abogado José Antonio Pereira, se presentó en la primera sesión del proceso que afronta contra una suboficial de la PNP que la acusa de haberla atropellado.

Como se recuerda, el caso inició en junio del 2010, cuando Angélica Mendoza Gómez denunció públicamente que la actriz se resistió a entregarle sus documentos cuando abordó su vehículo, en la Panamericana Norte, y, posteriormente, condujo hasta pasar la yanta de su auto por encima del pie de la autoridad.

Aunque Fiorella no quiso dar declaración alguna, por la demanda por el delito de violencia y resistencia a la autoridad, exposición al peligro y abandono de personas que afronta, Pereira sólo afirmó a las cámaras del programa Magaly TeVe que este caso “recién está comenzando”.

Por su parte, la defensa de la supuesta agraviada, Jose Antonio palacios, reitero que la actriz no ha demostrado interés en conocer de la salud de su representada, desde que ocurrieron los hechos.

Siempre se ha mostrado prepotente, en la intervención policial y también en este momento. No tiene arrepentimiento. Jamás ha tenido intención de saber por el estado de salud de mi patrocinada, que era lo más importante”, indicó.