Foto: Difusi
La presencia de la conductora de "El Show de los Sueños" Gisela Valcárcel, quien lucía el rostro demacrado, la mañana de ayer en el Hospital Edgardo Rebagliatti obedecía a la preocupación que sentía por el estado de salud del hijo prematuro de su ex productora Patty Lorena y no por Arturo "Zambo" Cavero como inicialmente se creyó, asunto que al parecer ignoraba completamente.

Patty Lorena tuvo un parto prematuro y alumbró un niño de seis meses de gestación cuya salud se complicó con una neumonía.

Dado el cariño que existe entre Gisela y su ex productora es comprensible la solidaridad que existe entre ellas en estos momentos.

La preocupación de Gisela ha ido más allá ya que ha iniciado una cadena de oración por la salud de la criatura y su madre.