No sabe, no opina. Paolo Guerrero evitó emitir comentario alguno sobre el fin del programa “Magaly TeVe”, luego que el espacio difundiese aquel falso ampay por el que le ganó una demanda a la periodista Magaly Medina.

El futbolista regresó a Lima envuelto en un aroma a victoria, tras ser coronado campeón mundial de clubes con el Corinthians de Brasil.

Guerrero se hizo presente en una fiesta organizada por una productora local, donde también se reunieron un gran número de actores y otras personalidades del deporte, como Kina Malpartida y Nicolás Fuchs.

Desde que apareció, las cámaras intentaron registrar sus impresiones sobre la noticia. Sin embargo, él optó por mantenerse callado mientras ingresaba a la reunión, siendo resguardado por un cordón de seguridad que se valía de empujones con tal de que nadie se acerque a menos de un metro.

¿Por qué me preguntan sobre Magaly? A mí háblenme de fútbol”, respondió algo incómodo por la insistencia de los reporteros. Luego, se alejó de la prensa, sin dar mayor detalle sobre lo que realmente opina al respecto.

Quien también prefirió mantenerse callada fue la madre de Paolo, doña Petronila. Su ingreso también captó la atención de más de un periodista, así como su discreción sobre el referido tema.

Magaly Medina se despidió de su programa, “Magaly TeVe”, tras 15 años de mantenerse al aire. Aunque ella aclaró que su decisión no responde a las bajas cifras que registró en sus últimas semanas al aire, lo cierto es que la final de la cuarta temporada de “Al fondo hay sitio” dejó al espacio en los 40 puntos, mientras que Magaly se quedó en poco más de 7.