Antoine Griezmann fue titular en el partido de Champions ante Nápoli
Antoine Griezmann fue titular en el partido de Champions ante Nápoli | Fuente: AFP | Fotógrafo: LLUIS GENE

La Champions League es el único certamen que le queda a Barcelona en la temporada y también es la competencia donde puede salvarse de una temporada sin haber conquistado títulos. Tras derrotar a Nápoli, en cuartos de final se medirá contra el Bayern Munich, uno de los principales candidatos a levantar la 'Orejona'.

Si bien el 'Barza' superó otra etapa más y contó con un gran rendimiento de Lionel Messi, sobre el funcionamiento colectivo siguen los cuestionamientos. Ante los italianos cedió el protagonismo en la segunda etapa del cotejo en el Camp Nou, algo que podría ser mejor aprovechado por un elenco con una caraga ofensiva más poderosa, como la de los bávaros.

Así, Quique Setién consideraría no ceder espacios para las fortalezas del Bayern, por lo que en el plantemiento para el cotejo del viernes 14 de agosto en Lisboa tiene en mente una variante de consideración.

Según señala 'AS', el técnico azulgrana apostará por reforzar el mediocampo con un cuarto volante. Ante Nápoli optó por el 1-4-3-3, dándole libertad ofensiva a Messi, Suárez y Griezmann. En este caso, Sergi Roberto y Frenkie de Jong se mantendrían entre los titulares y volverían al once Sergio Busquets y Arturo Vidal. Para concretar ello, Setién debe desprenderse de uno de sus delanteros y el señalado sería el francés.

Bayern Munich será un oponente que ponga a prueba físicamente a Barcelona, por lo que Setién no desea desprotegerse. El indicado a ir al banquillo sería Antoine Griezmann. No obstante, pese a que la principal pareja de ataque del equipo la conforman Messi y Suárez, el uruguayo no se ha mostrado a plenitud desde el punto físico en sus últimos partidos, factor por el que técnico aguardará hasta el último para determinar al 'sacrificado' de su ofensiva.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Antoine Griezmann (@antogriezmann) el