Hugo Lloris volvió a tener protagonismo en la final de Champions League con esta atajada. | Fuente: Fox Sports

Liverpool tuvo más de una oportunidad para ampliar su ventaja en la final de Champions League contra el Tottenham Hotspur, pero al frente se encontraron con un Hugo Lloris que les causó muchos problemas. Al minuto 53, el cuadro de Jürgen Klopp volvió a estar cerca de convertir su segunda anotación en el compromiso, pero una intercepción del portero francés esfumó las chances de que eso ocurra.

En una proyección de Andrew Robertson, el lateral izquierdo del Liverpool ejecutó un centro hacia el punto penal con la esperanza de que pueda ser conectado por uno de sus compañeros. Sadio Mané hizo una buena lectura de la trayectoria del balón y se ubicó en un lugar donde iba a poder conectarlo sin ningún problema.

No obstante, Hugo Lloris también tuvo una buena lectura en la jugada y se anticipó a Mané antes de que el balón llegara a él para cogerlo. De esa forma, el arquero del Tottenham Hotspur evitó que Liverpool vuelva a crear una ocasión de gol, que en este caso iba a ser muy peligrosa teniendo en consideración lo cerca que se encontraba del arco.

¿Qué opinas?