Mohamed Salah, el crack que de niño lloraba cuando jugaba de lateral

El egipcio es el jugador del momento y con sus actuaciones ha puesto al Liverpool a un paso de la final de la Champions League.
Mohamed Salah cumplirá 26 años cuando Egipto enfrente a Uruguay en Rusia 2018 y nació en Muhafaẓat al Gharbiyya, Egipto. | Fuente: AFP

Mohamed Salah le ha devuelto a los hinchas del Liverpool la fe y con sus brillantes actuaciones, pensar en la sexta 'Orejona' de los 'Reds' no es algo lejano. Este extraordinario jugador egipcio tuvo una historia de superación y de niño no la pasaba tan bien en el fútbol porque no podía anotar. Aquí todo lo que debes saber del crack africano que está impactando al mundo.

A Salah le costó mucho darse a conocer en su país porque jugaba en el modesto Al Mokawloon, pero desde las inferiores siempre marcó la diferencia con importantes registros goleadores, esto luego le permitió dar el salto a Europa.

La niñez de Salah no fue muy alegre en el fútbol. Su pierna fuerte fue la izquierda y por eso al inicio lo colocaron como lateral. Una vez su equipo ganó 4-0 y mientras todos celebraban, Salah lloraba porque no podía hacer goles. Su entrenador decidió darle la oportunidad, lo colocó más adelantado y sorprendió con una buena actuación, a partir de ahí marcó 35 goles con la Sub 16 y nunca más volvió a las posiciones defensivas.

Basilea lo siguió y aprovechando el contexto de la tragedia de un estadio de Egipto que dejó 74 muertos, el club suizo jugó un amistoso benéfico con la sub 23 de dicho país. Salah se destacó y con un par de goles encaminó su fichaje. Entrenó una semana y luego firmó su contrato.

Con un par de goles al Chelsea en la Champions League, Salah se dio a conocer al mundo y 15 millones de euros valió su pase al equipo de Stamford Bridge, pero no pudo cumplir las actuaciones destacadas. En Italia con Fiorentina y Roma vivió otra realidad, tanto así que lo apodaron como el 'Messi Egipcio' por su manera de jugar.

Salah es abiertamente declarado de la religión muslmana, pero eso le trajo problemas en su infancia porque sus padres no querían que juegue al fútbol. Tanta era su pasión por el balón, que sus papás vieron su esfuerzo y lo apoyaron, tomando incluso 5 buses para llegar a los entrenamientos.

Ya como profesional e ídolo en Egipto, Salah apoya causas para disminuir la opresión a las mujeres de sus país. Sus ídolos en el fútbol, son Zinedine Zidane, Ronaldo Nazario y Francesco Totti, incluso jugó en la Roma con el crack italiano.

Mohamed Salah pidió perdón a los fans de Roma luego de los 2 tantos que metió en Champions League. | Fuente: AFP
¿Qué opinas?