La Agremiación de Futbolistas Profesionales del Perú (Safap) expresó su preocupación por la forma en cómo se resolvieron los contratos de los jugadores de Alianza Lima con la administración temporal de Susana Cuba.

El oficio de la Safap advierte "actos de hostilización, despidos injustificados de varios futbolistas utilizando el argumento de que la institución atraviesa una crisis económica que hace imposible el pago de sus remuneraciones".

"Para resolver una relación contractual hay diferentes vías una de ellas es el mutuo acuerdo, sin embargo el club optó por el despido para no pagarles las remuneraciones devengadas a la fecha del despido. Esperamos que la FPF como Indecopi se pronuncien sobre el maltrato y la violación de los derechos laborales de los futbolistas", añadió la misiva reconocida por el presidente de la Safap Francesco Manassero.

La página web de la Safap se señala que "es evidente que Alianza Lima desnaturaliza el objetivo de la ley, pues se continúa maltratando al profesional del balompié y siguen violándose los derechos laborales de los futbolistas profesionales".

La administración quebró su relación con el plantel "Íntimo" cuando se anunció un recorte de sueldos, generando la salida de 17 jugadores, entre los cuales figura el uruguayo Jonathan Charquero que intenta reclamar el total de sus salario.