Benjamin Pavard, defensa de Francia, sufrió una dura entrada a la altura del cuello por parte de Antonio Rudiger en el duelo ante Alemania por la Liga de Naciones de la UEFA.

Ambos jugadores fueron a disputar un balón, sin embargo, Rudiger acabó estirando en demasía la pierna sobre el cuello de Pavard, quien acabó tendido sobre el gramado de juego. De inmediato, ingresó el cuerpo médico francés y el jugador del Sttugart pudo continuar con las acciones.

Tras ello, las cámaras de televisión que transmitían el partido mostraron cómo quedó el cuello de Pavard y se pudo apreciar que todavía tenía una impresionante marca de los botines de su agresor.

¿Qué opinas?