Vine

Barcelona empató 2-2 con Sevilla y las cosas no lucen tan bien en la interna del cuadro azulgrana, puesto que ahora perfila una riña entre Neymar y Luis Enrique.

El brasileño jugó un gran primer tiempo, puesto que asistió y definió en el 2-0 parcial, pero no contaron con la garra del equipo local.

A la hora de ser cambiado, Neymar hizo gestos a la banca de suplentes y se sacó los chimpunes con bronca. Obviamente todo lo que insinuó fue para el técnico Luis Enrique.

Con el 2-2, Barcelona suma 75 puntos y Real Madrid está cerquita con 73 unidades. La Liga se puso de 'candela'.