Selección de Holanda
Frank de Boer considera que Memphis Depay aún puede dar más en la Selección de Holanda. | Fuente: AFP | Fotógrafo: JOHN THYS

 El seleccionador de Países Bajos, Frank de Boer, reconoció este domingo que el delantero neerlandés Memphis Depay, nuevo fichaje del Barcelona, está "quizá un poco por debajo" de su nivel en una Eurocopa en la que el motor del equipo está siendo el lateral Denzel Dumfries.

"Memphis es el primero en criticar su juego (...). Puede hacerlo mejor de lo que lo he hecho hasta ahora", declaró De Boer en la rueda de prensa previa al encuentro del lunes contra Macedonia Norte, con Países Bajos clasificados ya como líderes de grupo y su rival matemáticamente eliminado.

El seleccionador neerlandés señaló que Memphis Depay "sabe exactamente lo que quiere" y "sabe perfectamente si ha jugado bien o no", si bien recordó que en el duelo contra Austria (2-1) acertó de penalti.


Selección de Holanda
Memphis Depay llegó en bicicleta a los entrenamientos de Holanda | Fuente: AFP | Fotógrafo: KENZO TRIBOUILLARD

"Vamos a esperar, por el bien de Países Bajos y por el fútbol en general, que llegue al nivel que queremos", dijo De Boer, que militó entre 1999 y 2003 en el Barcelona como jugador y confió en que la oficialización del fichaje de Depay le pueda dar un "extra" al ya exdelantero del Olympique de Lyon.

"Necesitamos a Memphis a su mejor nivel para llegar tan lejos como podamos en este torneo (...). Es un jugador especial para nosotros", concluyó.

En la misma rueda de prensa, De Boer destacó también el rendimiento en el torneo de Dumfries, defensa del PSV Eindhoven, de 25 años, que fue elegido mejor jugador del partido en la victoria por 3-2 contra Ucrania y también en el triunfo por 2-0 contra Austria.

"Lo estamos haciendo así de bien gracias a él, así que debe disfrutarlo. Debe disfrutar cada momento", dijo el seleccionador sobre el jugador revelación de Países Bajos. 

(Con información de EFE)


NUESTRO PODCAST

Maradona: La mano de Dios y el gol del siglo

Diego Armando Maradona dejó su impronta para siempre en dos jugadas que pasaron a la historia del fútbol hace 34 años frente a Inglaterra: el gol del siglo y la mano de Dios.