Gianluigi Donnarumma se formó en las divisiones menores del Milan. | Fuente: tWITTER

La Juventus de Turín ganó este miércoles su cuarta Copa de Italia consecutiva, la decimotercera en total, al derrotar con facilidad al Milan por 4-0 en Roma, gracias a un doblete de Mehdi Benatia, un gol de Douglas Costa y otro en contra de Nikola Kalinic.

Este encuentro estuvo marcado por los dos errores puntuales que tuvo el golero 'rossonero' Gianluigi Donnarumma en el segundo tanto de Benatia y en la conquista del zurdo Costa.

El arquero italiano dejó un grosero rebote en el área que fue bien aprovechado por el defensa marroquí, mientras que en el tanto del delantero brasileño la pelota se le escurrió de las manos.

 

¿Qué opinas?