afp

Paolo Hurtado y Rinaldo Cruzado estarán el próximo domingo frente a frente por primera vez en el clásico del fútbol uruguayo entre Peñarol y Nacional que puede definir la suerte de sus equipos en el torneo Clausura.

Peñarol, actual campeón de la Liga, es el líder del campeonato con 23 puntos, cinco más que su rival que está quinto en la clasificación a falta de cuatro jornadas para finalizar el torneo.

Cruzado llegó a comienzos de temporada al Nacional recomendado por el entrenador Gerardo Pelusso, exseleccionador de Paraguay, que lo definió como un futbolista "clase A".

Pelusso conoce a Cruzado por haberlo dirigido en el Alianza Lima con el que ganó la Liga peruana en 2006.

El técnico centrocampista, de 29 años y con pasado por equipos de Italia y Argentina, ha tenido un rendimiento irregular en Nacional pero mantiene la titularidad y el pasado fin de semana marcó un gol en la victoria de su equipo por 3-0 frente al Cerro Largo, uno de los colistas del torneo.

Paolo Hurtado, de 23 años, también formado en la cantera del Alianza Lima y promovido a la Primera división por el técnico uruguayo Diego Aguirre, uno de los ídolos históricos del Peñarol, llegó al equipo uruguayo a comienzos de año cedido por el portugués Pacos de Ferreira.

Con su velocidad y buena técnica, el peruano se ganó un lugar en la ofensiva del equipo que dirige Jorge Fossati, pero ha venido alternando buenos partidos con otros discretos y por ello su actuación el domingo no está asegurada.

En la última jornada, quedó fuera del equipo en la victoria por 1-0 del Peñarol frente al Fénix tras sentir una molestia muscular el día previo al partido, de la que aparentemente está recuperado.