Dicen que para saber a dónde vamos es necesario saber de dónde venimos. Neymar lo sabe bien y decidió tatuarse a un niño en una favela en memoria de sus deseos de niño por jugar fútbol profesionalmente. Una verdadera muestra de humildad frente a sus orígenes.

El tatuaje muestra a un niño usando una gorra con la bandera de Brasil. Él se encuentra mirando a unos edificios, posiblemente los de la favela Mogi das Cruzes, donde vivió de niño. Allí, el pequeño sueña con tres cosas: una casa, jugar fútbol profesionalmente y ganar la copa de la Champions League.

El dibujo fue hecho por el artista Miguel Bohigues, quien difundió las imágenes en su cuenta de Instagram. "Al ver el significado del tatuaje me doy cuenta de que hice un gran trabajo. En él vemos a un joven Neymar recordando sus orígenes, de dónde viene y los años que siguen, en donde lo vemos llegar a la cima de su carrera", dijo.

 


Sepa más: