Las chicas llegaron hasta el estadio Segundo Aranda de Huacho para alentar a la escuadra aliancista, que dejó la ciudad porteña con un amargo empate (1-1) ante el Total Chalaco.