EFE

El delantero de la selección de Argentina Lionel Messi no aceptó de buena manera el quedar en segundo lugar en el Mundial de Brasil 2014, tras perder 1-0 con Alemania en la final.

El artillero se quitó la medalla de plata un rato después que se la entregaron. Lo mismo hicieron varios jugadores argentinos aunque otros sí se mostraron gustosos en tenerla.

¿Qué opinas?