Luka Modric está decidido en jugar por el Real Madrid, por eso no participó en el entrenamiento del Tottenham.

El jugador croata pretendido por el Real Madrid llegó al campo de entrenamiento del conjunto inglés para conversar con entrenador Andre Villas Boas y notificarle su deseo de jugar en el equipo de José Mourinho.

Este fue el primer encuentro entre Modric y Villas Boas desde que asumió la conducción técnica del Tottenham, por lo que se generó mucha espectativa en los medios ingleses y españoles.

Esta posición de Modric parece complicar las cosas, ya que Tottenham está en la obligación de ceder al jugador a pesar que la suma económica que ofrece Real Madrid no colma las espectativas del presidente de los Spurs.