Un gol del paraguayo Óscar Cardozo bastó para que el Benfica empate 1-1 hoy lunes ante el Pacos de Ferreira del peruano Paolo Hurtado y clasifique a la final de la Copa de Portugal gracias al resultado que consiguió en el partido de ida (0-2).

El Benfica espera al otro finalista de la eliminatoria entre el Belenenses y el Vitória de Guimaraes, cuyo partido de vuelta se disputará el miércoles con clara ventaja para el segundo (0-2).

Cardozo marcó en el minuto 54 al rematar un centro desde la izquierda de Melgarejo, mientras que el ariete portugués Cícero aprovechó un error del lateral uruguayo Maxi Pereira para igualar el duelo.

La clara ventaja conquistada por los lisboetas en la ida (0-2) les permitió afrontar el choque de vuelta en su estadio de La Luz con cierta comodidad, apenas trastocada en los últimos diez minutos con el gol del Pacos, en el que jugó los 90 minutos el internacional peruano Paolo Hurtado.

El Benfica, que lidera el palmarés de la Copa portuguesa con 24 títulos, no gana ese torneo desde hace nueve temporadas, cuando derrotó, con el español José Antonio Camacho como técnico, al Oporto de José Mourinho en la prórroga.

EFE