AFP

Todo el público brasileño juega un factor determinante a favor de su selección y ya es costumbre que cada vez que el himno del ´Scratch´ se entona, los hinchas terminen cantando a capela.

El gesto que conmovió a los fanáticos se dio cuando David Luiz, capitán de los auriverdes, saltó al campo con la camiseta de Neymar y en pleno himno mostró la número ´10´ del hombre del Barcelona.

El sustituto de Neymar es Bernard, que terminó mandando a la banca de suplentes a Willian, quien en la semana se voceó como titular.