Wilder fue el gran vencedor y Szpilka salió en camilla. | Fuente: AFP

Noche de contrastes y emociones en el moderno Barclays Center, de Brooklyn, donde el púgil estadounidense Deontay Wilder retuvo por tercera ocasión el título de campeón del peso pesado al vencer por nocaut al polaco Artur Szpilka, quien dejó el recinto en camilla.

Wilder, de 30 años, que revalidó el título del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al derrotar por nocáut demoledor a Szpilka, en el noveno asalto, demostró que, al margen de las lagunas técnicas que tiene en su boxeo, la pegada es demoledora, y el gancho de derecha de contra que le colocó a su rival fue destructivo.

La potencia de su golpe hizo que el púgil polaco de 26 años quedase completamente tendido en la lona, boca arriba, sin poder reaccionar durante varios minutos mientras era atendido por el personal médico. Tras reanimarlo lo colocaron en una camilla y lo trasladaron a un hospital.

A tomar en cuenta

Wilder quedó con marca invicta de 36-0, incluidos 35 triunfos por la vía del nocáut, y su próximo rival podría ser el británico Tyson Fury, presente en la pelea, y quien al concluir subió al cuadrilátero y retó personalmente al púgil estadounidense.

Fury, de 27 años, también con marca de invicto (25-0, 18 nocauts), se convirtió en el verdugo que acabó con el reinado del púgil ucraniano Wladimir Klitschko, a quien el pasado 15 de noviembre venció y le arrebató los títulos de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional (FIB), la Organización Mundial (OMB) y la Organización Internacional (OIB).


¿Qué opinas?